¿Cómo Lacrar?

El lacre es una combinación de resinas y ceras naturales mezcladas con pigmentos. Históricamente se ha utilizado como garantía de seguridad y sigilo en la correspondencia y en documentos de gran trascendencia y que en el Taller Ars Nigra hemos revitalizado dándole un uso más actual y generando nuevos y diversos colores para ser aplicado en tarjetería social, empaques, obras de arte y diversos usos comerciales e institucionales.

INSTRUCTIVO DE USO DEL LACRE

MATERIALES

Si es para pocas selladas: Sello para lacre, barra de lacre, encendedor de gas para chimenea (recargable), tanque repuesto de gas, recipiente con hielo, paño absorbente, vaso de vidrio.

Para muchas selladas: Lacre en barras, sello para lacre, Jarro metálico con asa y pico, pebetero o estufa, recipiente con hielo, encendedor de gas para chimenea (recargable), tanque repuesto de gas paño absorbente y vaso de vidrio.

PROCEDIMIENTO

1. La superficie sobre la que va a trabajar debe estar limpia y ser lo más plana posible. Recomendamos poner en el sitio de trabajo una cartulina o cartón para aislar las tarjetas de la superficie de la mesa y evitar que traspase suciedad o pintura por efecto del calor. Para sellar sobres de papeles gruesos (cartulinas) es recomendable cerrar previamente con un punto de adhesivo pues la tensión del papel puede romper el lacre.

2. Mantenga el sello con la parte metálica en contacto con el hielo (el recipiente con hielo puede envolverse en una bolsa plástica delgada (para que no se pegue al sello). El frío evitará que el lacre se pegue al sello. Derrita el lacre sobre la superficie que desea lacrar aplicando la llama del encendedor de frente a la barra (que estará inclinada unos 45º), nunca desde abajo, pues el color se puede ahumar y ensuciar. Al comenzar a gotear vaya formando con el lacre una mancha de tamaño y forma similar al sello. Si va a sellar muchos sobres puede derretir el lacre en un jarro manteniéndolo fluido y regando cuidadosamente el lacre. Evite que éste hierva pues puede perder sus propiedades y echarse a perder totalmente.

3. Sobre el charco de lacre líquido y caliente aplique el sello retirando del mismo el exceso de humedad o gotas de agua con un paño o servilleta. Primero verifique la posición correcta y céntrelo dentro de la mancha y haga presión verticalmente hacia abajo, luego muévalo con una suave vibración de lado a lado sin desplazarlo para desprenderlo del lacre y retírelo. Para arreglar las rebabas (lacre sobrante alrededor del perímetro del sello) y que queden bien formadas, sin burbujas para evitar que el sello quede muy frágil, puede aplicarles directamente la llama suave del encendedor teniendo cuidado de no dañar el papel ni la impresión del sello.

4. Ponga un vaso boca-abajo cubriendo el área del sello de tal forma que mientras termina de enfriarse no se deforme el sello ni se ondule el papel debido al calor. El lacre estará frío y sólido en unos 3 minutos.

5. Si el sellado no quedó conforme a la calidad requerida, puede volver a derretirlo aplicándole la llama directamente y luego estamparlo de manera correcta con el sello. Puede repetirlo cuantas veces necesite hasta alcanzar la calidad deseada.

¡PRECAUCIÓN!

El sello debe ser enfriado en su parte metálica sobre el hielo cada vez que vaya a elaborar un sellado, de lo contrario se pegará al lacre y se obstruirán los detalles del diseño. Si ésto ocurre, NO UTILICE ELEMENTOS PUNZANTES que pueden dañar permanentemente el sello, utilice un cepillo de dientes viejo y un paño con varsol o un palillo de madera para limpiar los residuos adheridos al sello.